Bogotá 2039

Bogotá 2039

Por ERNESTO ROJAS MORALES Vicepresidente de la Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá Predecir el futuro ha sido un viejo anhelo de la humanidad, pero también una proverbial frustración. Posiblemente resulte más acertado predecir algo que no sucederá en el futuro. Bogotá no tendrá una población de diez millones porque ha disminuido su crecimiento anual y empezaráa decrecer dentro de veinte años. Esta afirmación es algo sorprendente para quienes consideran como invariables las tendencias de crecimiento demográfico. La historia muestra que entre 1918 y 2018 Bogotá multiplicó el número de sus habitantes 45 veces. Ese fue el resultado del proceso de urbanización cumplido en el mundo occidental y por eso la capital colombiana ya en 1960 figuraba en el listado de las 141 ciudades que superaban el millón de moradores. Un crecimiento tan acelerado ha servido como engañosa excusa para haber llegado al siglo veintiuno sin haber podido satisfacer las necesidades fundamentales de los capitalinos. Hoy una proporción muy alta de los habitantes de Bogotá no tienen acceso a una vivienda digna, nadie dispone de un transporte colectivo eficiente y todos carecen de una razonable seguridad ciudadana. Alvin Toffler, el famoso futurólogo desaparecido en 2016, al referirse al crecimiento de las grandes ciudades, cita una publicación de World Health (1964) donde se afirmaba: “qué pasaría si todas las ciudades existentes conservasen su dimensión actual, en vez de expansionarse(?). Si fuese así, para alojar a los nuevos millones de ciudadanos, sería necesario construir una ciudad gemela para cada una de las grandes urbes que salpican el Globo: una nueva Tokio, una nueva Hamburgo, una nueva Roma, una nueva Rangún,...
“Bogotá dejará de crecer en el 2039; tendrá 8 millones y medio de habitantes»

“Bogotá dejará de crecer en el 2039; tendrá 8 millones y medio de habitantes»

  Después de evidenciar el fin del crecimiento poblacional, expertos consideran que se abre una oportunidad de mejoramiento de la calidad de vida en la ciudad. Al igual que en las grandes ciudades del mundo, el crecimiento de la población de Bogotá se desacelera paulatinamente hasta llegar a estabilizarse probablemente dentro de veinte años. Este fenómeno, un tanto desapercibido por las autoridades locales, es explicado porque el saldo migratorio ha llegado a cero y, el crecimiento vegetativo tiende a ser también cero. La aparición de las tecnologías de la información y la comunicación han hecho accesible la salud, la educación y el empleo casi desde cualquier punto geográfico y ha logrado desdibujar el tradicional atractivo de vivir en los grandes centros poblacionales. De otra parte, la congestión del tránsito, la baja calidad del medio ambiente, la inseguridad y el alto costo de la vivienda, se han convertido en impulsores de la emigración. El reciente censo de población ha comprobado que la capital colombiana ha ingresado ya al grupo de las más grandes ciudades del mundo cuya población dejará de crecer. El llamado saldo migratorio o diferencia entre el total de personas que se trasladan a vivir en Bogotá y el de quienes deciden salirse de esta ciudad, ya es nulo. “Esto significa el punto final de la gran corriente migratoria registrada desde mediados del siglo XX, que había sido responsable del vertiginoso crecimiento de Bogotá. Ahora, por el contrario, algunos pobladores de la capital prefieren emigrar para tener una vivienda más amplia o menos costosa; otros, un clima más saludable y, no pocos de los jóvenes, una oportunidad de...
Proyecciones demográficas

Proyecciones demográficas

Siendo del mayor interés de la Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá (SMOB) el presente y futuro de la ciudad, y pensando en una contribución al pensamiento crítico sobre la capital en temas estratégicos de su desarrollo, conmemorando los 100 años del “Plano de Bogotá Futuro”, se dio inicio a un proceso de discusión sobre el crecimiento de Bogotá y de su entorno regional para aportar en el debate de políticas urbanas que puedan incidir en el futuro desarrollo de la ciudad y en el bienestar de los ciudadanos. Como base para este proceso, la SMOB encargó a Rafael Echeverri Perico, especialista internacional en temas de crecimiento poblacional, territoriales y ambientales, un análisis demográfico prospectivo de Bogotá y la Sabana (2020 – 2050), el cual tomamos como punto de partida para el proceso de discusión sobre las tendencias poblacionales y su incidencia, con miras a contribuir en la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial para Bogotá, POT, en elaboración, por parte de la Secretaría de Planeación Distrital. Si bien la importancia de este análisis no termina con el POT, si es un referente de primer orden para abrir una discusión juiciosa y respetuosa del impacto en la futura ciudad y sus alrededores, mirado desde su posible comportamiento poblacional. Para más información llena el formulario con tus datos y te la enviaremos. Solicita más información Nombre *E-mail *Mensaje...